martes, 25 de noviembre de 2014

BOYHOOD ( MOMENTOS DE VIDA )










Escrito por Luis Roca Jusmet

 Boyhood es una expresión inglesa que se refiere a la infancia de un niño.La traducción española no tiene nada que ver con el título original y no me parece demasiado adecuado. Porque la película no describe momentos de una vida sino la formación de una personalidad. Formación que viene de la infancia - siete años - y que se configura al final 

de la adolescencia, a los diecisiete. Formación que está condicionada por un temperamento inicial que ya ha vivido bastantes cosas y por las experiencias que va viviendo durante estos diez años. Experiencias que no son otra cosa que la significación que le va dando a las cosas que le ocurren. Mason, el protagonista, vive muchos cambios externos.Al comienzo de la película hace tres años que no ve a su padre. Vive con su madre y con su hermana de nueve años. Su madre se traslada a otro Estado ( viven en EEUU) y cambia de situación. Acaba sus estudios y trabaja como porfesora y vuelve a casarse. Forman ahora una familia abierta, con los hijos del nuevo marido de la madre y con una nueva relación con el padre. La madre se separa de su nuevo marido, vuelve a casarse y vuelve a divorciarse. El padre forma una nueva familia. cambian de situación familiar, de instituto y de casa, mientras Mason y su hermana salen de la infancia para transitar hacia el mundo de los adultos.

 El director de la película es Richard Stuart Linklater ( nacido en Houston, Texas, en 1960). Ellar Coltrane es Mason y va creciendo con la película : de actor niño a actor adolescente.  Los padres son dos buenos actores americanos, Patricia Arquette y Ethan Hawke. hay que decir que es una buena película, cuyas casi tres horas de duración se siguen con interés y emoción y con unas interpretaciones extraordinarias.

domingo, 19 de octubre de 2014

NADER Y SIMIN : UNA SEPARACIÓN



Escrito por Luis Roca Jusmet

 Nos encontramos frente a una película extraordinaria, dirigida por Asghar Farhadi. No conocía el cine de Irán pero he de decir que esta es una muestra que no hay que perderse. La historia en sí no tiene nada de extraordinaria. Una pareja decide divorciarse porque la mujer quiere irse a otro país y el marido no. la mujer se va y el marido se queda con la hija de 11 años y su padre con Alzheimer. Contrata a una mujer ( que luego resulta que está embarazada de cinco meses)  para que cuide al abuelo pero la mujer tiene reservas religiosas. Además debe salir para ir al médico y deja al viejo atado. El hombre vuelve antes de la hora y encuentra a su padre en estas condiciones sin la mujer que debería estar cuidándolo, además de comprobar que le falta dinero. El hombre se enfada y saca a la cuidadora  a empujones. Su mujer vuelve a casa de sus padres y se enteran que la cuidadora ha caído del empujón y ha abortado. A partir de aquí empiezan a desarrollarse unos acontecimientos dramáticos.

jueves, 2 de octubre de 2014

PERDIDA



Escrita por Luis Roca Jusmet

  David Fincher  es un director ampliamente reconocido como un buen profesional,con algunas películas en su haber que casi podríamos reconocer como clásicas. Me refiero básicamente a  El club de la lucha y Seven. Son films algo excesivos pero impactantes y estimulantes para el espectador.
 Perdida me parece una película tan ambiciosa o más que las anteriores pero cuyo resultado es más fallido. Lo es porque se pasa más allá de lo razonable, porque esta vez cruza la línea roja y se pasa de rosca.
 La historia promete y podría haber sido una metáfora ácida sobre la vida matrimonial, sobre el poder irracional de las pasiones humanas, sobre la manera como el azar resulta determinante en nuestras vidas.
Pero el desarrollo resulta tremendamente efectista, tanto que pierde la credibilidad mínima para que el espectador pueda sumergirse en la historia.A los actores les falta fuerza y quedan algo estereotipados.
 El resultado final me parece decepcionante. Empieza bien pero se tuerce cuando aparece la primera sorpresa y solo al final recupera un ritmo mínimamente interesante.

martes, 2 de septiembre de 2014

SUBMARINO

 

 

 

Escrita por Luis Roca Jusmet

Submarino es una película danesa rodada el año 2010, dirigida por el joven director Thomas Vinterberg. Los protagonsitas, Gustav FisherKjaerulff y Sebastián Bull Saraning hacen una interpretación magistral de sus dificiles personajes.

 El inicio de la película es impresionante. En los diez minutos iniciales se muestra una situación familiar terrorífica. El dominio de las pasiones tristes y de la pulsión de muerte. Tan radical que lleva a la muerte de un bebé, que era la única alegría, la única manifestación de amor, muere. El drama se transforma en tragedia. ¿ hasta que punto pueden superar estos niños un trauma semejante ? 

 Los dos hermanos se hacen mayores y deben sostener lo insostenible de su pasado, Es una carga demasiado fuerte. Una la soporta con la cerveza y el culturismo compulsivo y el otro con la heroína. Pero hay en los dos una pulsión de vida que no se apaga. El hermano mayor vive en un centro de acogida, ha estado en la cárcel. La violencia se apodera de él de manera incontrolada. Es el odio hacia sí mismo y hacia el mundo. Pero queda en él algo de amor. El hermano pequeño, enganchado al caballo, tiene un hijo de unos seis años del que se ocupa en solitario y al que quiere ofrecerle un futuro mejor. Pero las fuerzas autodestructivas que habitan en ellos son terrible.

 La película es dura pero tiene cierto ascetismo, cierta austeridad que hace que se pierda la medida, que no se caiga en el exceso. 

 Tiene un final circular. Al final el hijo del hermano pequeño, Martín acaba ocupando el lugar del bebe muerto. pero ha hecho falta otra muerte, el suicidio del padre. Su tío se ocupará de él, como quiso ocuparse de su hermano-bebé. 

 La fuerza de la vida y de la muerte, el amor y el odio luchando entre sí. Como dijo Empédocles y recogió en la modernidad Freud.

 Es la vida, con su potencia inagotable la que ha pesar de las fuerzas destructivas, acaba ganando.

 

viernes, 16 de mayo de 2014

INSIDIES . EL HORROR DE LO REAL





Escrito por Luis Roca Jusmet

 Una película fuerte, dura, intensa. Una tragedia moderna en la que aparecen temas de Antígona y de Edipo rey. Remezclados, replanteados, actualizados. Pero también una crítica a la identidad única que conduce al sectarismo y a la violencia, a una violencia que se retroalimenta por el odio y la venganza. Finalmente una reflexión moral sobre la crudeza del deber y el sentido de la verdad.
 La historia empieza en el  Canadá contemporáneo. Dos hermanos mellizos acuden a la lectura del testamento de su madre. Lo lee el notario para el que trabajó su madre durante años y a la que apreciaba mucho. hacía unos días había tenido inesperadamente un colapso en la piscina donde se bañaba y le había expresado su última voluntad. Es la condición para ser enterrada con su nombre y no desparecer en el olvido. Deben ir al Líbano a buscar a su padre ( al que creían muerto) y a su hermano ( del que ni siquiera conocían la existencia) y entregarles una carta a cada uno de ellos. El imperativo es categórico. La hija acepta y el hijo se resiste: no va hasta que su hermana se lo requiere en términos igualmente imperativos.
 La hija hace un recorrido paralelo al de la madre por las tierras del Líbano. El trayecto de la madre es el trayecto del horror : su familia mata a su amante y le separa brutalmente de su hijo, su comunidad religiosa mata sin piedad a mujeres y niños, es torturada y violada sistemáticamente durante quince años. El viaje de los hijos es un viaje al horror desde el imaginario. El cuerpo que sufre es lo real, la mente que imagina el sufrimiento es una reminiscencia de lo real.  Pero el auténtico horror al que son conducidos los hijos en su terrible itinerario es al horror de su origen. Y este viaje arrastra a otra persona : el dos es uno, el padre que es el hermano. Saberse los frutos de la violación de su hermano hacia su madre. Como una versión todavía más espeluznante del mito de Edipo, él no sabía nada. Cuando lo sabe, al contrario, que el Edipo, puede soportarlo.
 Hay dos preguntas en la película. La primera es sobre la muerte de la madre. La madre muere por lo que le aparece como insoportable. Lo insoportable es volver a ver al hijo-violador en lo cotidiano. Es como si la pesadilla de lo pasado entrara en la normalidad del presente. Es como si ella hubiera podido soportar lo más terrible en su cuerpo viviéndolo como un sueño. La mujer canta para alejar de la conciencia lo que ocurre, es como si su mente estuviera en otro lugar. Pero en este reencuentro no hay salida y esto es lo que produce el colapso.
 La segunda pregunta tiene que ver con el deseo último de la madre. Es como una ley arcaica ( un deseo diría Lacan) similar al de Antígona. Algo más fuerte que los sentimientos y la razón, un deber que arrasa con todo y con todos. Una manifestación terrible del imperativo kantiana de que la moral nos conduce a hacer lo que debemos, más allá de las convenciones, de los cálculos o de los sentimientos.
 Evidentemente hay en esta extraordinaria película otro elemento que no podemos olvidar. la denuncia de la identidad única del fundamentalismo que solo conduce al odio y a la violencia ,más destructora.
 Estas y otras muchas cosas pueden decirse de esta extraordinaria y singular película del director canadiense Denis Villeneuve. Sin concesiones nos enfrenta a lo más siniestro de los humanos.