sábado, 27 de octubre de 2018

LA BUENA ESPOSA



Escrito por Luis Roca Jusmet

 Basada en la novela de Meg Wolitzer la película es más que correcta. Sin ser un filme magistral merece ser vista por varias razones. La principal es, sin duda, el dueto interpretativo de dos actores execepcionales ( Jonathan Prince y, aún más especialmente, Glenn Close ). Pero es evidente que una buena interpretación solo puede destacarse como valor fílmico si se acompaña de una buena dirección y de un buen guión. La dirección del sueco Björn Runge lo es, y también el guión de Jane Anderson basado en 
la novela citada.
 Varios son los temas que aparecen, pero el que es más relevante es el retrato de un matrimonio con sus luces aparentes y sus sombras ocultas y profundas. Se agradece que lo haga sin caer en el dramatismo fácil ni en la sordidez efectista. Hay un punto de distancia, incluso de humor en algunos momentos, que le da perspectiva adecuada. Los retratos psicológicos son igualmente interesantes, destacando el de Joan por su compleja singularidad y el más típico de Joe, que no es otro que el de la vanidad masculin

sábado, 20 de octubre de 2018

22 DE JULIO





Escrito por Luis Roca Jusmet

 El director Paul Greengrass nos muestra, con mirada serena y reflexiva, la cara del horror. Los terribles asesinatos que el año 2011 cometió en Noruega un terrorista fascista : casi setenta muertos y más de doscientos heridos, todos ellos adolescentes. Los mató a sangre fría. Antes había hecho explotar una camioneta cerca de la oficina del primer ministro laborista, con otros ocho muertos. La maestría de Poppe está en ser capaz de filmar, con una gran dureza y realismo, el itinerario de la masacre. Sin piedad, con mirada precisa, sin vacilaciones. La destrucción sin paliativos. Pero por otro lado es capaz de huir del efectismo y del discurso moralizante. 
 El problema que pone de manifiesto es la radical ambigüedad del acto. Muchas son las preguntas : ¿ un acto político o  ? ¿ es responsable subjetivamente de su acción un psicótico que es consciente de lo que hace ?, ¿ lo es penalmente ? ¿ donde acaban los derechos de los que no respetan los derechos de los otros ?
 El filme tiene la habilidad de combinar tres miradas : la de la víctima, la del criminal y la del abogado defensor de un criminal ? La mirada del abogado nos permite la contención de la distancia, la capacidad de que la indignación no ciegue nuestra mirada. El abogado acepta por principios la defensa de quién niega brutalmente todos sus principios. Es la primera paradoja. La víctima es la mirada de la incomprensión hacia el absurdo que casi le destruye, la del odio justo a quién le ha causado tanto dolor y ha provocado tanta destrucción. La mirada del criminal es la del odio transformado en violencia fanática. No es violencia gratuita, ya que efectivamente, hay detrás de su acto una posición política. Es el terrorismo político : el del yihadismo, el de ETA, el del fascismo. El del que cree que un ideal justifica la matanza indiscriminada. Por supuesto que hay más, hay el goce narcisista de la pulsión de muerte.
 Posiblemente el diagnóstico de esquizofrenia paranoide no sea acertado. En todo caso un psicótico, con el narcisismo y la certeza que implica, con el discurso delirante que implica sin que llegue a lo alucinatorio o a la pérdida del sentido de lo real. Pero con conciencia y responsabilidad de las consecuencias de sus actos. 
 Magnífica interpretación de Jonas Strand Gravili y de Anders Danielsen Lie, inquietante dúo de lo más humano y lo más deshumanizado que hay en nosotros.

viernes, 12 de octubre de 2018

COLD WAR ( GUERRA FRÍA)




 Escrito por Luis Roca Jusmet

Un filme que podríamos calificar como verdadero. Porque es una increíble historia de amor que destila veracidad en cada uno de sus fotogramas. En un austero blanco y negro, con un ritmo discontinuo de tiempo y espacio, el hilo conductor de una pasión que atrapa y destruye a a sus dos protagonistas. Extraordinaria interpretación de Tomas Koy y, sobre todo, de Joanna Kulig. Una dirección de Pawet Pawlikosky que roza la genialidad. El director es además el co-guionista y el relato de la película es, además, la fantasía que elabora sobre la trágica historia de sus padres.
 El amor-pasión con toda su fuerza creativa y destructiva, más allá del interés, el placer o la conveniencia. En el trasfondo del triste comunismo de los países de la Europa del Este. Con la música como presencia permanente, desde las canciones populares de Polonia hasta el jazz de París. 
 Es el cine con toda su potencia para contar, con su lenguaje de imagen-sonido, las historias de la condición humana, en contextos históricos diferentes bien caracterizados, que encuentra un perfecto equilibrio entre lo singular de cada personajes, lo universal que los temas que nos definen y lo particular de cada situación histórica.

domingo, 30 de septiembre de 2018

CUSTODIA COMPARTIDA



 Escrito por Luis Roca Jusmet

"Custodia compartida" es una película que hay que ver. Hay que hacerlo porque nos ayuda a  entender algo que parece incomprensible. El que un hombre sea capaz de matar a su ex-esposa y a su hijo. Que pase o no pase en la película es lo de menos. El que aparezca como una posible consecuencia lógica es suficiente. El nobel director, muy justamente premiado, es capaz de hacer algo casi imposible : el retrato humano de alguién que, a los ojos de todos, es un monstruo. La aproximación psicológica a Antoine ( magistralmente interpretado por Denis Menochet ) es genial. Es muy conductista : a través de sus gestos, de sus expresiones, de sus silencios y sus palabras y de sus actos somos capaces de captar toda la violencia contenida en el personaje. El director ha querido evitar caer en estereotipos fáciles. Aunque no podamos empatizar con él podemos entender su proceso, su frustración, el circulo vicioso en que se va encerrando. Muy parece muy acertado la descripción del conflicto de Antoine con sus padres para contextualizar mejor la situación en que se va adentrando Antoine. 
 La película muestra muy bien la violencia desencadenada no por el poder patriarcal sino por su crisis, por la impotencia. Personajes que pueden ser muy distintos pero que tienen en común su narcisismo : son incapaces de asumir la responsabilidad de lo que les pasa. Paradójicamente se sienten vícitimas. Esto combina muy bien con el personaje de Miriam ( muy bien interpretada por Lea Drucker) que no aparece como una mujer excesivamente victimizada. 
 El tratamiento de la resolución judicial con que se abre la película tampoco tiene desperdicio. La juez escucha a dos abogadas que, con sus retóricos recursos, defienden a su cliente. ¿ Qué se le puede criticar ? El no saber escuchar la voz del niño que no quiere ver a su padre. El resto de consideraciones me parece que son secundarias : ¿ Cómo se puede dar la custodia compartida a un niño que no quiere ni ver a uno de los progenitores ? ¿ Porque en lugar de hablar tanto de los derechos de los niños no somos capaces de escucharlos ? 
 El proceso que refleja la película es realmente asfixiante, se va haciendo para el espectador cada vez más asfixiante. La austeridad de las imágenes, su falta de concesiones a cualquier efectismo, la convierten en una película muy conseguida y, que como he dicho al principio, es imprescindible como testimonio de una situación dolorosa y dramática que puede convertirse en tragedia.

martes, 18 de septiembre de 2018

CLINT EASTWOOD Y LA FUNCIÓN PATERNA


Resultat d'imatges de clint estawood

  
Escrito por Luis Roca Jusmet

 Hay un tema interesante, que aparece de manera bastante habitual en el cine, que es la del hombre que se redime a alguna culpa asumiendo el papel de padre simbólico de alguien que no es su hijo. Podemos ver diferentes versiones de este caso, a través de dos películas de Clint Eatswood. Se trata de Million Dollar Baby Million Dolar Baby, Clint Eastwood,2004) y Gran Torino ( Gran Torino, Clint Eastwood, 2005). Es importante lo que representan los dos personajes, interpretados por el actor y director, Frankie y Walt respectivamente. La cuestión de la paternidad está relacionada. dicen los psiconalistas, no con la transmisión de los bienes sino con la transmisión del deseo.Quiere decir que el declive del patriarcado elimina la transmisión del Ideal, este Ideal que permite la filiación simbólica, ya que heredarse el Ideal se hereda el Deseo del Otro y este esta es la base para una identidad personal, simbólica, que ponga un dique, que regule la pulsión. Frankie y Walt son dos padres fracasados, ya que tienen una hija y un hijo respectivamente a los que no han sabido transmitirles un Ideal y, por tanto, un deseo. En el primer caso ni se hablan, en el segundo se hablan pero no se entienden, en las dos situaciones us hijos les don totalmente extraños. Ellos se convierten entonces en los padres simbólicos de una joven, Maggie, y de un joven, Tao. Maggie quería a su padre, ya muerto, y algo le transmite, muy débilmente, de este Ideal en el deseo de ser boxeadora, que Frankie recogerá y le dará forma. Para Recalcati es el ejemplo de un testimonio, en el que un adulto transmite un deseo, un ejemplo ético. Frankie no es un modelo, pero esto no importa porque tiene una ética, una experiencia que transmitir. Todo esto tiene relación con lo que ponía de manifiesto Giorgio Aganbem sobre la desaparición de la experiencia. Porque quizás lo que plantea Recalcati es el ejemplo de un adulto que cumpla la función simbólica atribuida al padre, ya que como recordaba Lacan refiriéndose a la frase de André Malraux, "ya no quedan personas mayores"·. Frankie y Walt son esto, personas mayores, adultos y éste es su ejemplo ético. Es la autoridad, como decía Hanna Arendt, que viene de la experiencia.


miércoles, 15 de agosto de 2018

TARDE PARA LA IRA





 Escrito por Luis Roca Jusmet

 Aunque esta sea una película dirigida por un director novel, Raúl Arévalo, lo cierto es que es un filme que respira veracidad. La historia en sí no presenta nada original pero el ritmo narrativo y la extraordinaria interpretación dan a la película una gran potencia. Los personajes respiran profundidad humana, sobre todo en sus silencios, y parecen todos abocados, a partir del momento en todo aparece más claro, a un destino trágico. Pasiones humanas, la fuerza del amor y la fuerza del odio. Sin sentimentalismos, con una aplastante dureza. Sobre todo este odio tan terrible que es la mezcla de ira y de venganza. La ira de alguién que si no está muerto ( en parte lo está) es porque el odio tiene más fuerza que su desesperación. Ira que da a la venganza un sentido de justicia, tan implacable que supera incluso la voluntad de los personajes.
 Una muy creíble ambientación, una adecuada música de Lucio Godoy una trilogía de actores ( Antonio de la Torre, Luis Callejo y Ruth Díaz ) que bordan los personajes. Un trhiller que recupera para el cine español lo mejor del género.

lunes, 30 de julio de 2018

EL INSULTO





Escrito por Luis Roca Jusmet

 Ziad Doueri es un director franco que aborda en este interesante filme un tema incómodo: el de la convivencia interreligiosa en el Líbano. Todavía más : los efectos en esta convivencia del resentimiento entre comunidades provocadas por heridas no cerradas de la generación anterior. La lectura política me parece clara : la democracia se basa en un ciudadano sin atributos. Lo cual quiere decir que cualquier ciudadano es un sujeto de derecho como los otros sin tener en cuenta consideraciones cualitativas. En cuanto se establecen diferencias por la lengua, la etnia o la religión se atacan las bases de la democracia. Esto es lo que ocurre en el Líbano : se mantienen comunidades étnico-religiosas cerradas en la representación política. Este es el primer interés de la película, como a partir de un pequeño conflicto personal se movilizan las pasiones tristes ( que diría Spinoza ) entre los cristianos falangistas) y los palestinos, bajo la mirada institucional de los libaneses árabes. Pequeñas causas, grandes efectos.
 Hay de todas maneras un segundo nivel que me parece incluso más interesante, que es la manera como presenta la película el tema de la deuda con el otro, la culpa y el perdón. También el tema de la víctima, en una sociedad en la que, como sabemos, hay una victimización permanente. ¿ Son los dos protagonistas víctimas o cada uno ha de asumir sus responsabilidades, por mucho que hayan padecido injusticias ? .
 La película tiene una excelente banda del compositor francés Eric Neveux. La buena dirección, un guión bien construido y la excelente interpretación de los dos protagonistas. Adel Karam y Kamel el Basha 8 premiado por este trabajo en Venecia) hacen de "El insulto" una buena producción que nos permite además a un cine, para muchos desconocido . el libanés.