jueves, 12 de diciembre de 2013

EL ESPÍRITU DEL 45



Escrito por Luis Roca Jusmet

 No hace falta presentar a Ken Loach. es un gran director de cine comprometido políticamente que hace del arte un arma emancipatoria. Y lo hace muy bien, con historias interesantes y verídicas. En esta ocasión utiliza el formato de documento. Nos describe lo que pasó en el Reino Unido desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad. Nos lo dice de manera sintética, objetiva pero no imparcial. No se puede ser neutro cuando se quiere explicar lo que ha ocurrido en un país en más de medio siglo. Se puede ser fiel a los hechos y a los procesos, pero seleccionando lo fundamental desde una determinada perspectiva. La perspectiva de Loach es que estamos en un sistema capitalista y que la lucha de clases existe. Que los gobiernos toman decisiones y lo hacen siguiendo criterios de clase, es decir defendiendo los intereses de una determinada clase. Los Estados defiende, en principio, los intereses de las clases dominantes que son, en el capitalismo, los que detentan el poder económico.
 Loach nos recuerdas verdades simples, que a veces no conocemos u olvidamos.
 La primera es, que siendo el Reino Unido la potencia hegemónica en el Sistema-Mundo Capitalista antes de la Segunda Guerra Mundial tenía a la inmensa mayoría de la población en condiciones de vida miserables. los obreros y sus familias y, aún más, la inmensa cantidad de parados que había en el país. No había ni enseñanza ni sanidad pública, por ejemplo.
 Que cuando los soldados británicos que volvieron de la Segunda Guerra Mundial, en su mayoría obreros, volvieron del frente no lo hicieron para volver a la situación anterior. porque habían ido a la guerra no sólo por patriotismo sino para luchar contra el fascismo en nombre de algo mejor. Y este algo mejor no era lo que tenían.Tenían ganas de cambiar su mundo y lo hicieron. Este fue el espíritu del 45. Tenían además un instrumento político, el Partido Laborista. Como las clases dominantes tenían el suyo, el Partido Conservador. Pero volvió a ganar el Partido Conservador y fue desmantelado todas las conquistas de los trabajadores. En estas estamos, desgraciadamente.

 La película lo muestra muy bien, las imágenes son muy verídicas, la música ayuda a crearse un ambiente adecuado.
 Pero la pregunta es clara : ¿ Porqué las clases trabajadoras votaron a Margareth Tatcher ? ¿ Porqué cavaron su propia fosa ?
 Lo primero que hay que decir es que no fueron, seguramente los mismos que votaron al Partido Laborista los que votaron al Partido Conservador. Fueron sus hijos. Seguramente porque ya daban por seguro lo que tenían ( sanidad publica, educación pública, transportes públicos...) y ni se plantearon que podían perderlo.
 Pero lo importante es que aparece con Margareth Tatcher el neoliberalismo. Ya no se trata del antiguo mensaje del Partido Conservador de que las clases sociales son naturales y hay que aceptarlas. Los jóvenes trabajadores ya no pueden creerse esta ideología. De lo que se trata  es que aparece una nueva ideología : la del individualismo, la competencia, la iniciativa. el responsabilizarse de sí mismo y no confiar de la sociedad ni del Estado. Esto sedujo a los votantes.
 El problema de la izquierda es que o se ha dejado absorber por esta ideología ( como el propio Partido Laborista, convertido en partido de clases medias y dirigido por ellas) o se mantiene una actitud despectiva, como hace la izquierda más dogmática. La cuestión sería ser capaz de retomar algunos problemas planteados  por el neoliberalismo ( los abusos y la picaresca en un Estado paternalista, la burocratización de los sindicatos..) y valores ( la responsabilidad individual, la autonomía individual) para insertarnos de manera equilibrada en una propuesta de izquierdas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada