jueves, 7 de enero de 2016

SUFRAGISTAS



  Escrita por Luis Roca Jusmet

Esta película, muy bien dirigida e interpretada, es un relato imprescindible de la lucha de las mujeres modernas por su emancipación. Estamos hablando de principios del siglo XX y de la democracia liberal más antigua, la británica. La directora es Sarah Gavron y las protagonistas son dos convincentes Helena Bonham y Helena Bonham Carter, apoyados por una buena galería de secundarios. la interpretación de Meryl Streep tan breve como elocuente.
 Es muy interesante ver el carácter interclasista del movimiento, por un lado, pero al mismo tiempo el peso de las mujeres proletarias en el movimiento.
 La primera reflexión hace referencia a las relaciones de poder. El capitalismo se instaura con un modelo de familia que es la familia nuclear patriarcal. Los hechos demuestran que el capitalismo puede sobrevivir, como sobrevive, a la crisis del patriarcado, en contra de lo que pensaban algunos teóricos marxistas. Lo que estaba en juego era el poder del hombre sobre la mujer y no una cuestión de clases. tanto el hombre burgués como el hombre obrero tienen una relación de poder a la que no quieren renunciar porque les da una posición privilegiada. En este sentido hombres obreros y burgueses, así como sus representantes políticos quieren mantener este interés común. Solamente algunos hombres impulsados por sus ideas igualitarias son capàces de renunciar a su dominio e incluso luchar al lado de las mujeres.
 La segunda es que el liberalismo no es, en sí mismo, democrático. No porque sea una democracia indirecta, por delegación, sino porque aparece como una alternativa de los hombres blancos propietarios. A medida que los obreros, las mujeres, los negros adquirirán derecho al sufragio se irá transformando en democrática. es con el derecho al sufragio universal como la sociedad liberal se vuelve democrática. Una vez más se demuestra que el acceso al poder, es decir a la democracia, se consigue por la lucha y no es nunca una graciosa concesión d elos que tienen el poder.
 La tercera es que la emancipación es la lucha por la dignidad y por la igualdad de derechos. Solamente un sujeto autónomo con derechos plenos no sometido a un poder arbitrario tiene dignidad y ciudadanía.
 La película instruye, emociona y nos permite saborear un buen cine, aunque no sea una obra maestra. Más que suficiente para verla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario