lunes, 20 de marzo de 2017

COMANCHERIA








Escrito por Luis Roca Jusmet

 Una extraordinaria narración cinematografica, bajo formato de western del siglo XXI, de la desolación y la devastación de paisajes externos e internos. David Mackenzie, el director, está totalmente inspirado desde la primera a la última escena.
  El paisaje desolador de la América profunda devastada por la crisis y que sobrevive como un mundo que se acaba. En ella, quizás encontremos a los votantes pobres que apoyan a Trump. Odio a las élites financieras y a un capitalismo que, como apuntaba Marx, se carga todo lo sólido. Hombres y familias derrotadas forman el contexto del filme. Y en él, dos hermanos, hijos de la violencia y de la pobreza, que imaginan una redención, que es el sacrificio por una nueva
generación. Y tras ellos dos policías, un ranger a punto de jubilarse que tiene como ayudante a un indio reconvertido que aún recuerda sus raíces. Dos a dos, que queda uno a uno. Los que sobreviven cargaran con la culpa de no haber caído, de que a caído a aquel que han arrastrado. 
 Grandes interpretaciones de Chris Pine y Ben Foster, como los hermanos protagonistas, y del veterano y siempre excelente Jeff Bridges, como el viejo sheriff.
Nick Cave y Warren Ellis acompañan el relato con una banda sonora impresionante, acompañada por la música country de
Townes Van Zandt,  Scott H. Biran y Cris Stapleton. 
 Gran cine, inmenso cine para no perderse.

jueves, 9 de marzo de 2017

MANCHESTER FRENTE AL MAR



Escrita por Luis Roca Jusmet

 Kenneth Logernan, director y guionista nos sumerge en este filme en un descenso a los infiernos. Sin histrionismo, sin dramatismos, de una manera tan seca que resulta todavía más dura. Vamos entrando poco a poco, a medida que vamos entendiendo el pasado que ha convertido a Lee Chandler en lo que es, un individuo solitario y agresivo que parece que simplemente sobrevive, sin esperar nada ni a nadie. Excelente Casy Affleck, por cierto, en la interpretación. 
 Lo que nos cuenta la película niega algo que parece ser un axioma contemporáneo : "todos podemos renacer de nuestras cenizas." No, dice la película, a veces no es posible porque pueden pasar cosas tan fuertes en la propia vida que no te permiten renacer, ni recuperarte. Le pasa a Lee y le pasa a su ex-esposa Randy ( buena interpretación de Michelle Williams). Se puede cambiar de escenario, de situación, de relaciones... Pero la devastación interna no permite una puerta de salida para volver a vivir. Cada uno de los dos sobrevive como puede pero de alguna manera ya están muertos. Película pesimista, porque incluso la madre de Lucas, el sobrino de Lee, sobrevive al alcoholismo con el fanatismo y la sumisión. 
 Una película que trata igualmente el tema de la responsabilidad y de la culpa. 
 Hay también un buen retrato de una familia de la clase obrera afincada en Massachussets, del vínculo de apoyo entre hermanos...
 Una gran película, sin duda. No es un plato agradable, sin duda. Pero tampoco es una película deprimente. No deja de respirar un cierto estoicismo que parece decirnos que, en definitiva, hay que continuar. Y cada cual debe hacerlo con la carga que debe asumir por el peso de sus actos y sus consecuencias,