lunes, 20 de marzo de 2017

COMANCHERIA








Escrito por Luis Roca Jusmet

 Una extraordinaria narración cinematografica, bajo formato de western del siglo XXI, de la desolación y la devastación de paisajes externos e internos. David Mackenzie, el director, está totalmente inspirado desde la primera a la última escena.
  El paisaje desolador de la América profunda devastada por la crisis y que sobrevive como un mundo que se acaba. En ella, quizás encontremos a los votantes pobres que apoyan a Trump. Odio a las élites financieras y a un capitalismo que, como apuntaba Marx, se carga todo lo sólido. Hombres y familias derrotadas forman el contexto del filme. Y en él, dos hermanos, hijos de la violencia y de la pobreza, que imaginan una redención, que es el sacrificio por una nueva
generación. Y tras ellos dos policías, un ranger a punto de jubilarse que tiene como ayudante a un indio reconvertido que aún recuerda sus raíces. Dos a dos, que queda uno a uno. Los que sobreviven cargaran con la culpa de no haber caído, de que a caído a aquel que han arrastrado. 
 Grandes interpretaciones de Chris Pine y Ben Foster, como los hermanos protagonistas, y del veterano y siempre excelente Jeff Bridges, como el viejo sheriff.
Nick Cave y Warren Ellis acompañan el relato con una banda sonora impresionante, acompañada por la música country de
Townes Van Zandt,  Scott H. Biran y Cris Stapleton. 
 Gran cine, inmenso cine para no perderse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario