lunes, 2 de noviembre de 2015

MI VIDA SIN MÍ






Escrito por Luis Roca Jusmet

 "Mi vida sin mí" es un título tan paradójico como lo es la propia vida. Un mujer de 23 años, Ann, recibe, de forma inesperada, la noticia de que le quedan pocos meses de vida. Su opción es, el tiempo que le queda, apostar por la vida. Es decir, vivir con intensidad lo que está viviendo y lo que todavía no vive. Lo primero le lleva a valorar una vida cotidiana que no es muy estimulante. Casada muy joven, madre muy joven de dos niñas, con un marido que va tirando en todos los sentidos, con una madre resentida y un padre en la cárcel al que hace años que no ve. Poco estimulante, ciertamente, pero con algo de luz. Con la luz del amor, muy escondida en lo cotidiano pero que aparece en el momento en que todo se va a perder. Entonces es cuando brilla, tenuemente, pero brilla, Es cuando empieza a ver su vida, la vida de los que forman su cotidianidad, sin su presencia. Y en este momento, sin amargura, sin reproches, deja sus mensajes de amor. Sin dramatismos, con ternura y con el duelo anticipado de lo perdido.
 Pero es también la oportunidad de arriesgarse, de apostar fuerte por lo no vivido, de apurar al máximo. Sin miedo y sin esperanza, porque no hay futuro.
  Su experiencia es, en cierta forma, un ejercicio espiritual , en el mejor sentido de la expresión. Aprender a morir es aprender a vivir, decían los estoicos. Si vives cada día como si fuera el último entiendes su valor. También para el espectador, que sigue esta trayectoria.
 Una buena directora, Isabel Coixet, y una magnífica protagonista, Sarah Polley. Inolvidables Alfred Molina y Maria de Madeiros bordando su papel de secundarios.






4 comentarios:

  1. Hola Luis, vi esta película hace unos años.
    Entonces me recordó a otra por la crueldad del olvido, "La felicidad" de Agnes Varda presentada en un cine-club .
    Ciertamente es magnífica Sarah Polley, trasunta una sensibilidad inabordable, intimidante.Así se presentó en otro film, también de Isabel Coixet "La vida secreta de las palabras"al que te sugiero acceder.

    Desde otro lugar y volviendo a "Mi vida sin mi", no me parece un admirable ejercicio espiritual el hecho de que el personaje busque una madre sustituta para sus hijos, una mujer para su esposo...Me resulta un extremo masoquismo disfrazado de bondad...
    Cariños, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Inés.Sí llegó el comentario, por suerte. La vida secreta de las palabras" la ví y me gustó. Respecto a lo que dices del masoquismo estoy de acuerdo. Justamente no hago referencia porque es lo que me sobra de la película y d ela historia. Un abrazo y que tengas un 2016 intenso e interesante.
    Luis

    ResponderEliminar
  3. Lo mismo te deseo a ti Luis y espero comprar muchos libros tuyos en las librerías de la calle Corrientes, a pocas cuadras del obelisco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Inés. Con uno, de momento, me conformaba. Un abrazo muy, muy fuerte.

    ResponderEliminar